El Patronato de la Fundación Museo Vasco del Ferrocarril expulsó el pasado 12 de enero a la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril del citado órgano de gobierno mediante la modificación de los Estatutos de la Fundación, que excluye la presencia de este miembro nato del Patronato.

La expulsión tiene lugar dos meses después de la impugnación judicial del proceso de selección para la contratación del nuevo director del Museo interpuesta por la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril por incumplimiento de la normativa vigente sobre contratación en las fundaciones públicas. Esta impugnación se suma a la interpuesta el pasado 6 de octubre por uno de los candidatos del citado proceso de selección.

La modificación de los Estatutos de la Fundación aprobada por el Viceconsejero de Transportes del Gobierno Vasco, el Consejero Delegado de EuskoTren, el Vicepresidente Ejecutivo de Euskal Trenbide Sarea y el Alcalde de Azpeitia, fue propuesta el pasado 22 de diciembre por Maitane Ostolaza Esnal, nombrada directora de la Fundación Museo Vasco del Ferrocarril tras la resolución del mencionado proceso de selección. El Presidente de la Fundación, Iñaki Arriola, Consejero de Vivienda, Obras públicas y Transportes del Gobierno vasco, en esta ocasión tampoco asistió a la reunión del Patronato.

Los cambios introducidos el pasado jueves en los Estatutos de la Fundación, aprobados el 23 de diciembre de 2008 por el Consejo de Gobierno del Ejecutivo Vasco e inscritos en el Registro de Fundaciones del País Vasco por Orden de 14 de julio de 2010 de la Consejera de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco afectan, entre otros, a los artículos 9 y 19. En su redacción original, el artículo 9 establecía que la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril, tendría la consideración de colaborador de número de la Fundación, “quedando exenta de realizar cualquier aportación económica”. Por su parte, el artículo 19 señalaba que la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril era miembro nato de su Patronato. Las modificaciones aprobadas ayer suprimen las dos categorías de colaboradores de la Fundación (benefactores y de número) y elimina del Patronato de esta institución a uno de sus seis miembros natos: la Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril.

La presencia de los amigos del ferrocarril en el seno del Museo Vasco del Ferrocarril se remonta a 1991 coincidiendo con su creación a través del Decreto 700/1991 del Gobierno Vasco, cuyo artículo 8.1. apartado A señala que, entre los miembros del Patronato del Museo Vasco del Ferrocarril, habrá «Un representante de las Asociaciones de Amigos del Ferrocarril existentes en Euskadi». Evidentemente, el profundo conocimiento del mundo del ferrocarril por parte de este colectivo suponía un importante activo para el desarrollo de la nueva institución cultural.

Desde entonces, los amigos del ferrocarril han participado en el Patronato del Museo Vasco del Ferrocarril. Por ello, cuando en 2002 el Gobierno Vasco aprobó la conversión del Museo Vasco del Ferrocarril en una Fundación, sus máximos responsables decidieron reconocer la labor realizada por este colectivo a favor del Museo, lo que se traduce en la aportación por parte de sus socios de más de 3.000 horas de trabajo voluntario y no remunerado, nombrándoles miembros natos de su máximo órgano rector: el Patronato de la Fundación Museo Vasco del Ferrocarril.

Tras el despido, el pasado 7 de diciembre, del hasta entonces director del Museo, Juanjo Olaizola, la expulsión de los Amigos del Museo supone la pérdida de un valioso activo de esta institución cultural: el amplio conocimiento de sus socios sobre la historia, la cultura y la tecnología del ferrocarril, que han venido compartiendo en las últimas décadas a través de su trabajo voluntario.

Asociación de Amigos del Museo Vasco del Ferrocarril

Euskal Burnibidearen Museoaren Lagunak