Pérdida patrimonial. El edificio de producción de Conservas Ortiz de Zumaia -Gipuzkoa- ha sido demolido durante el mes de abril de este año. En su lugar se alzará un bloque de viviendas que llevará el nombre de Residencial Ortiz.

Conservas Ortiz en Zumaia. Fachada prinicipal a la carretera general.

Conservas Ortiz en Zumaia. Fachada prinicipal a la carretera general.

 

Es preocupante que una y otra vez volvamos a los mismos vicios y no veamos ninguna virtud. El patrimonio industrial vinculado con el sector de la alimentación, concretamente con la elaboración de conservas de pescado, desaparece delante de nuestros ojos; y, parece, a nadie importa.

Recogido en el Inventario de Patrimonio Industrial de la CAV, y propuesto por la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, AVPIOP/IOHLEE para ser declarado monumento, el edificio era obra del arquitecto Ramón de Martiarena, de 1952, con una ampliación de 1961 para almacenes y viviendas.

Su larga fachada a la carretera Donostia-Bilbao era un icono, indicaba el carácter de los edificios industriales adaptados al territorio que singularizan (¿pronto tendremos que decir que singularizaban?) nuestro entorno, a menudo construido al ritmo marcado por la producción industrial.

Y casi parece un chiste el nombre de las viviendas, a la manera de homenaje a lo que hubo, como si dentro de unos años alguien fuera a saber por qué se llama así ese bloque. Triste homenaje el que se celebra derribando patrimonio.

Conservas Ortiz en Zumaia. Fachada prinicipal a la carretera general. Comienzos del derribo subvencionado por el Programa de Demolición de "Ruinas Industriales".

Conservas Ortiz en Zumaia. Fachada prinicipal a la carretera general. Comienzos del derribo subvencionado por el Programa de Demolición de “Ruinas Industriales”.

 

Lo más lamentable, como en tantas otras ocasiones hemos denunciado, es que la demolición del elemento patrimonial, que no se encontraba en situación de ruina, se ha realizado con el soporte y la subvención de dinero público por medio del Programa de Demolición de “Ruinas Industriales”, área funcional de Zarautz-Azpeitia, contando con una subvención de 152.950,89 €.

Del edificio de producción de Conservas Ortiz de Zumaia escibimos en la publicación Euskadiko Industria Ondarea / Patrimonio Industrial en el País Vasco (Tomo I, página 239) lo siguiente:

Originaria del municipio vizcaíno de Ondarroa, esta empresa se instaló, aprovechando el momento de fuerte expansión de principios de la década de los cincuenta, en su nueva planta de Zumaia. El edificio que observamos hoy en día al borde de la carretera de Donostia a Bilbao es, sin grandes cambios, el que proyectó en 1952 el arquitecto Ramón Martiarena. Está compuesto por una nave de dos crujías a dos aguas, con caballete paralelo a la carretera, a la que se añadió, en 1961, un edificio de viviendas y un almacén anexo en su fachada lateral derecha. La estructura es de hormigón armado. La iluminación natural de la nave procede de los vanos dispuestos en un único registro que recorre la fachada. En la fachada más corta, cada una de las crujías cuenta con dos amplios vanos rectangulares de eje horizontal, y dos óculos dispuestos bajo cubierta. No son numerosos los elementos decorativos, entre los que destaca el pequeño frontón que se eleva en la parte central de la fachada principal partiendo del alero. En este frontón, rematado con un pequeño rótulo, se puede lee la razón social, Conservas Ortiz, en letras mayúsculas, en relieve de hormigón blanco con una banda lisa decorada con motivos florales.

Enpresa hau berez Ondarroan sortua da. Gerora, 50eko hamarkada hasierako hazkunde ekonomiko handia aprobetxatuta, Zumaiara eraman zuten, planta berrira. Gaur egun Donostia eta Bilbo arteko errepidearen ertzean dagoen eraikina, 1952an Ramon Martiarena arkitektoak proiektatu zuenaren oso antzekoa da. Bi horma-arteko nabea da, bi isurialdekoa, eta teilatu-gailurra errepidearekin paraleloan dago. 1961ean etxebizitzatarako eraikin bat erantsi zioten nabeari, eta, horrez gain, biltegi bat atxiki zioten eskuineko alboko fatxadan. Egitura hormigoi armatuzkoa da. Fatxada osoan dauzkan erregistro bakarreko baoetatik barrena, argi naturala sartzen zaio nabeari. Fatxadarik laburrenean, horma-arte bakoitzak ardatz horizontaleko bina bao angeluzuzen zabal ditu, baita beste bi leiho biribil ere, estalkiaren azpian. Elementu apaingarriak ez dira oso ugariak; hala ere, nabarmentzeko modukoa da fatxada nagusiaren erdiko aldetik, hegaletik, abiatzen den frontoi txikia. Frontoi horretan errotulu txiki bat dago, eta bertan enpresaren izena dago idatzita hizki larriz: Conservas Ortiz. Hormigoi zuriko erliebean dago eginda, eta zerrenda liso bat du, loredun motiboekin dekoratuta.

Conservas Ortiz en Zumaia.

Conservas Ortiz en Zumaia.