araxes

El periódico Diario Vasco publicaba el pasado día 5 de diciembre un artículo titulado El plan rehabilitador para la papelera Araxes deberá incluir algunos ajustes en el que se hace referencia a un  plan “redactado por la empresa Solarpap, propietaria de parte del suelo, que tiene como objeto el desarrollo urbanístico de este ámbito”. El ámbito al que se refiere es el de la antigua papelera del Araxes de Tolosa, que como bien se indica en otro apartado es un conjunto de edificaciones con valor histórico y arquitectónico. La papelera, que además de sus edificaciones e infraestructuras hidráulicas había conservado su valiosa maquinaria y sus interesantes archivos y biblioteca, ha sido parcialmente expoliada durante los últimos tiempos, al parecer con el consentimiento o indiferencia de los responsables de su conservación.

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, ha mantenido siempre el criterio de que las iniciativas de reutilización de los edificios industriales que pierden su función productiva deben ser apreciadas, pero también deben ser puestas en cuarentena y observadas críticamente cuando se trata de instalaciones representativas y patrimonialmente valiosas. Es el caso de la Papelera del Araxes, para la que desde 2007 la AVPIOP-IOHLEE viene solicitando al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco la incoación de expediente de declaración de Bien Cultural sin que hasta la fecha nuestra solicitud haya tenido respuesta. En dicha solicitud, entre otras consideraciones, decíamos que:

“Sabedores de la dificultad que entraña la protección de grandes instalaciones industriales se ha realizado una valoración patrimonial de cada una de las naves y elementos que nos ha llevado a una rigurosa selección de los elementos y naves más interesantes y que consideramos fundamentales del conjunto y que se señalan a continuación:

  • La infraestructura hidráulica.
  • Una segunda presa y el canal inmediatamente aguas arriba de la fábrica.
  • En la colonia destaca el edificio destinado a oficinas y residencia del  empresario, de estilo neovasco,  la ermita de San Luís, de estilo  neogótico.
  • Entre los edificios fabriles destacan el edificio de producción  proyectado por  Antonio Garmendia en 1934, totalmente funcional y  el almacén de materiales que constituyen el núcleo más antiguo de la empresa, la carpintería, el edificio de calderas datado en 1960(¿?) dentro de las líneas  de la arquitectura moderna;  y  el almacén de  materiales situado junto al anterior y que data de 1970.”

En el conjunto, como se dice, está incluido el conocido acueducto proyectado y construido por el ingeniero José Eugenio Ribera en 1902-1903, una de las primeras obras realizadas con hormigón armado, con cinco tramos de 12 metros sobre palizadas.

 

ribera araxes