La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial denuncia la gestión medioambiental en las obras de derribo de PROFUSA

La carencia de licencia municipal añade gravedad a la destrucción del patrimonio histórico en la factoría de Barakaldo

El pasado día 20 de febrero AVPIOP-IOHLEE tuvo conocimiento de las obras de demolición parcial de la batería de hornos de coque de PROFUSA (PROFUSA. Patrimonio Industrial en el País Vasco, pp. 857-862). un elemento tecnológico fundamental en la siderurgia integral y por tanto del patrimonio histórico de la industrialización del País Vasco, el cual había llegado en perfecto estado de conservación hasta nuestros días.

Vista parcial de la batería de hornos de coque en avanzado preceso de derribo (Foto AVPIOP)

Vista parcial de la batería de hornos de coque en avanzado proceso de demolición (Foto AVPIOP)

 

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, se dirigió de inmediato al Ayuntamiento de Barakaldo, al Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia y a la Dirección de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco en solicitud de paralización inmediata de los trabajos de desmantelamiento de las baterías de coque, así como de salvaguarda y protección para su futura reposición de los elementos y componentes ya extraídos como las puertas de los hornos y tuberías, y la preservación de las instalaciones complementarias como carros empujadores, sistema de descarga, etc. etc. Hasta la fecha no se ha tenido respuesta.

El Ayuntamiento de Barakaldo emitió un comunicado el pasado día 23 de febrero en el que “niega que se haya concedido licencia a Profusa para la demolición de la batería de coque”. El hecho de que las obras de demolición realizadas carezcan de licencia municipal es de una gravedad extraordinaria, ya que presumiblemente esto supone que se ha obviado el cumplimiento de todos los requisitos legales establecidos en las obras de demolición de instalaciones industriales, tratándose como en este caso de una instalación con importantes contenidos de amianto, naftalinas y otros contaminantes. Y que el Ayuntamiento lo haya pasado por alto, cuando la envergadura de las demoliciones realizadas, tan solo en la instalación patrimonialmente valiosa de la batería (desconocemos qué otras instalaciones han sido demolidas también) supone semanas de actividad y la utilización de trabajadores y medios mecánicos importantes.

Ante los posibles riesgos que esto haya podido suponer tanto para los trabajadores de la empresa o empresas que han realizado los trabajos, como para los vecinos del entorno, AVPIOP-IOHLEE se ha dirigido a la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, a OSALAN y a URA, en requerimiento de información sobre sus actuaciones pasadas, presentes y futuras, en lo que respecta al cumplimiento de la legislación medioambiental vigente por parte de la empresa o empresas responsables de las obras y en cuanto a los riesgos medioambientales que hayan podido existir o continúen existiendo.

Desde el derribo de las baterías de coque de AHV en 1995, PROFUSA, sucesora de la S. A. Echevarria (que tuvo fábricas en Bilbao y Barakaldo) era la única empresa que mantenía su actividad en Euskadi, hasta el reciente cierre.

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, AVPIOP-IOHLEE, consciente del valor histórico y patrimonial de la batería de coque (Patrimonio Industrial en el País Vasco, pp. 857-862) había solicitado en numerosas ocasiones a la Dirección de Patrimonio Cultural del Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco que se tomaran medidas de protección para su conservación, como un elemento fundamental del proceso de la siderurgia integral, el modo de producción que caracterizó a la industria vizcaína durante más de un siglo. No hace aún ni un año, el pasado 5 de marzo de 2015, la Comisión de Cultura y Euskera de las Juntas Generales de Bizkaia aprobaron una Proposición No de Norma dirigida al Gobierno Vasco al que las Juntas Generales reclamaban “agilizar” la tramitación de las solicitudes de incoación de expedientes de declaración como Bienes Culturales de elementos del patrimonio industrial de Bizkaia realizadas por el parlamento foral, por la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública y por otras entidades privadas y públicas.

Por ello AVPIOP-IOHLEE continúa pidiendo la paralización inmediata de los trabajos de desmantelamiento de las baterías de coque, así como la salvaguarda y protección para su futura reposición de los elementos y componentes ya extraídos como las puertas de los hornos, desornadota, tuberías, etc. y la declaración de Bien Cultural para toda la batería de hornos de coque de PROFUSA.