El pasado día 23 de marzo el periodista Andrés Portero recogía en el diario Deia la solicitud de protección del puente de Udondo en Leioa (antiguo arco del puente de Isabel II de Bilbao) hecha por la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, AVPIOP-IOHLEE al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco. Por su interés lo recogemos.

El puente está ubicado en la carretera entre Las Arenas y Bilbao. Foto: Zarrabeitia. Deia

Piden que el puente de hierro sobre el río Udondo sea declarado Bien Cultural

SE DESTACA SU “EXCEPCIONAL” VALOR PATRIMONIAL

Es el único puente de fundición de la CAV, el más antiguo del Estado y uno de los veteranos de Europa

 

LEIOA. solicitud de protección del puente de Udondo en Leioa (antiguo arco del puente de Isabel II de Bilbao) hecha por la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, AVPIOP-IOHLEE al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco. Según la asociación, es el único de fundición existente en la comunidad vasca y el más antiguo del Estado, por lo que su valor patrimonial es “excepcional”.

El escrito presentado a la directora de Patrimonio Cultural, Arantza Arzamendi, adjunta un informe histórico y una valoración patrimonial sobre el puente. En él se explica que el puente, que ha permanecido oculto en su actual ubicación durante los últimos 130 años, es hoy el que más ha perdurado de los que tuvo Bilbao y es, hasta donde se conoce, “el único puente de fundición existente en la Comunidad Autónoma, también el más antiguo de los que se conservan en el Estado y uno de los más antiguos del continente europeo”, por lo tanto, “posee un valor patrimonial excepcional”.

El puente, en la misma desembocadura del Udondo-Gobela, soporta actualmente el tráfico de Las Arenas a Bilbao y su propiedad recae en la Autoridad Portuaria de Bilbao, al no haber sido traspasada aún a la Diputación la carretera de Las Arenas. Sobre el borde de la Ría están previstas actuaciones para habilitar paseos y circulaciones de peatones y bicicletas, por lo que el puente podría continuar cumpliendo con su función una vez restaurado y puesto en valor. “Su protección legal garantizará su permanencia en las condiciones adecuadas”, según el escrito enviado, que informa también que los pocos puentes de fundición que han llegado hasta nuestros días sufren en general patologías de fisuración múltiple. En Europa, especialmente en Gran Bretaña, existe ya una amplia experiencia en la rehabilitación de puentes de fundición para su preservación patrimonial.

Este puente data de finales de 1876 o principios de 1877, y su arco fue instalado en la zona actual después de que uno anterior fuese volado en el asedio carlista. Hacia la mitad del pasado siglo, la carretera a Las Arenas se ensancha, al puente se le adosa otro de hormigón pretensado que lo oculta a la vista y es posiblemente entonces cuando se le incorpora un nuevo tablero sobre vigas de hormigón armado que posiblemente mantengan embebidas las vigas metálicas originales. “Es muy probable que los elementos estructurales del puente fuesen fundidos por Santa Ana de Bolueta, dado que existe la certeza de que sí lo fueron todos los ornamentales, incluidos los templetes de alojamiento de los mecanismos de accionamiento del tramo levadizo”, refleja el escrito.