Los Diques Secos de Bilbao se inauguraron en 1868. En 2018 se cumplen 150 años de su presencia en Bilbao.

 

Ayer jueves se celebró el Pleno del Ayuntamiento de Bilbao correspondiente al mes de mayo y el grupo municipal formado por Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak defendió la necesidad de realizar un inventario de aquellos elementos situados en los márgenes de la ría de Bilbao que contribuyan a preservar la memoria de la pasada actividad portuaria para su conservación y protección. Según indican desde este grupo político se muestran interesados en preservar la memoria de la actividad portuaria de la ria

Carmen Muñoz, portavoz de UdalBerri – Bilbao en Común, se ha mostrado preocupada por la concesión de autorizaciones por parte de diferentes administraciones para el desarrollo de diversos proyectos empresariales en la ría entre los que están la terraza del restaurante Astillero Euskalduna o el futuro túnel de viento que está previsto construir en uno de los diques colindantes al Museo Marítimo. “Tememos que la implantación de estos proyectos puedan traer una radical transformación de los márgenes, llegando incluso a la desaparición de elementos patrimoniales de interés. Creemos que estas actuaciones no hacen más que evidenciar la escasa protección jurídica patrimonial de dichos elementos. Por eso desde UdalBerri solicitamos que se tomen medidas para conservar dicho patrimonio, sean edificios, instalaciones u otros elementos claves que nos recuerden la actividad histórica que se desarrolló en nuestra ría y que son parte de nuestra memoria cultural. El Ayuntamiento tiene la responsabilidad de cuidarlos y conservarlos y de hacer todas las gestiones necesarias para que así sea”, ha argumentado Muñoz.

Torres de balizamiento en la ría de Bilbao equipadas con óptica B.B.T. (Barbier, Benard, et Turenne, París) . Junta de Obras del Puerto, 1951.

 

El Equipo de Gobierno municipal presentó una enmienda escrita que finalmente, durante el transcurso del debate y a petición del grupo proponente y de otros grupos fue objeto de una modificación admitida por el concejal de Urbanismo mediante la presentación de una nueva enmienda “in voce” que sería admitida por el grupo de UdalBerri, sometida a votación y finalmente aprobada.

En el transcurso del debate intervinieron, además de Carmen Muñoz de UdalBerri, Francísco Samir Lahdou de Goazen Bilbao, Luis Eguiluz del Partido Popular y Aitziber Ibaibarriaga de EH Bildu. Por parte del equipo de gobierno, como ya hemos dicho, el concejal de Urbanismo Asier Abaunza. A la espera de que se publiquen en la web municipal los extractos, actas y vídeos del Pleno, puede leerse el Orden del día de la sesión en el que figura con el nº 39.

El Grupo UdalBerri ha publicado el breve vídeo de la intervención inicial, aunque recomendamos a nuestros lectores el seguimiento de las restantes intervenciones por el interés de las mismas. La representante de EH Bildu, Aitziber Ibaibarriaga preguntó también directamente al concejal Abaitua acerca de la retirada por parte del promotor ruso de la petición de la licencia de actividad para un túnel de viento en el dique nº 3 de Euskalduna en Olabeaga, retirada que fue confirmada. El asunto de la construcción proyectada en el dique del antiguo astillero, como saben todos nuestros lectores, está siendo objeto de un seguimiento permanente por parte de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública.

La Autoridad Portuaria de Bilbao, destruyendo impunemente el 12 de noviembre de 2009 la Torre de Balizamiento del Puente de Deusto, protegida en el Plan General de Bilbao (Foto JCM/AVPIOP)

 

El diario El Correo recoge en una pequeña nota que “El inventario se realizará junto al estudio de dinamización de la ría, se recogerá en el PGOU y se instará, en su caso, a otras administraciones a conservar este patrimonio.”

Los restos arqueológicos de los cargaderos de madera y hormigón armado en Olabeaga, destruidos para construir una terraza de hostelería privada en 2016.

 

La periodista Ane Aralucea  publica hoy viernes, 1 de Junio de 2018, en el diario DEIA un breve resumen de lo tratado en este punto:

BILBAO- La polémica iniciativa empresarial consistente en la construcción de un edificio con forma de barco que albergará un túnel del viento en uno de los diques junto al Museo Marítimo continúa envuelta en un halo de misterio. Según afirmó ayer Asier Abaunza, concejal de Planificación Urbana, los promotores del proyecto han retirado la documentación para solicitar la licencia de actividad en el Consistorio bilbaino. “Desconocemos si es porque la quieren repasar o porque quieren modificar alguna cuestión”, señaló el edil, quien enmendó in voce a la propuesta de Udalberri para realizar un inventario de los elementos patrimoniales ubicados en los márgenes de la ría que ayuden a preservar la memoria de la actividad portuaria.

La moción salió adelante con el apoyo de todos los partidos -salvo EH Bildu, que se abstuvo-, después de que el concejal explicara que “el Ayuntamiento nada puede decidir sobre lo que está en la lámina de agua”. De hecho, explicó que cuando se redactó el vigente Plan General de Ordenación Urbana, en 1995, el dique donde se quiere implantar el túnel del viento era de tierra, por lo que estaba recogido y protegido. A posteriori, después de que el muelle se inundase, Demarcación de Costas consideró que se trataba de dominio público marítimo-terrestre. “A partir de ahí, es su competencia lo que ocurra”, señaló Abaunza, alegando que no concierne al Ayuntamiento la autorización sobre la construcción del proyecto.

En ese sentido, sobre el contenido de la propuesta, el concejal afirmó que aunque el PGOU y el Departamento de Cultura puedan recoger en su inventario elementos patrimoniales ubicados en el entorno de la ría, su protección no es de obligado cumplimiento por Demarcación de Costas o por la Autoridad Portuaria de Bilbao -dependientes ambas del Gobierno central-. “La única institución que les puede marcar qué elementos están protegidos es el Ministerio de Cultura”, explicó el edil, quien alegó que, por lo tanto, “la efectividad de blindar esas piezas es limitada”.

En cualquier caso, expuso que el inventario de elementos con valor patrimonial se realizará en el marco del proyecto para dinamizar la ría que está abanderando el Área de Obras y Servicios. Posteriormente, esta documentación se remitirá al Departamento de Cultura y se incorporará al catálogo del PGOU.

Diario Deia. viernes 1 de junio de 2018.

 

 

 

Los Diques Secos de Bilbao se inauguraron en 1868. En 2018 se cumplen 150 años de su presencia en Bilbao.