Comienzan las obras de “reconversión” de la antigua panificadora Lekuona en Dantzagune. El arquitecto encargado del proyecto, Jon Muniategiandikoetxea, del estudio Vaumm, hizo la presentación pública del mismo que puede verse haciendo clic en el siguiente enlace: Dantzagunea. En su página Web resumen la intención con la que han abordado el diseño:

“La antigua fábrica de pan se transforma para albergar un nuevo proceso productivo, en este caso la producción artística, y más concretamente, los procesos de aprendizaje y creación relacionados con la danza. No se trata de embalsamar el antiguo edificio, ni de rehabilitarlo convirtiéndolo en otra cosa y borrando su esencia original. Se trata de posibilitar nuevas estrategias que aporten una nueva vida a esos espacios originales en los que reside el valor del edificio original.”

Dantzagune proyectado en la antigua panificadora Lekuona de Errenteria (Gipuzkoa) por el estudio Vaumm.

 

El diario Gara del 3 de octubre publica un artículo firmado por Amalur Artola en el que se informa del comienzo de las obras de reconversión de la antigua panificadora Lekuona en Dantzagune o fábrica de artes escénicas, artículo que por su interés para nuestros lectores reproducimos:

Comienza la reconversión de Lekuona en fábrica de las artes escénicas

La Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Errenteria sellaron ayer el acuerdo que da inicio a las obras para convertir la antigua panificadora Lekuona de Orereta en Dantzagune, espacio que las citadas instituciones esperan que sea un centro de referencia para la creación contemporánea en artes escénicas, principalmente de danza y teatro.

La diputada de Cultura de Gipuzkoa, Ikerne Badiola, y el alcalde de Errenteria, Julen Mendoza, suscribieron ayer el convenio que regula los compromisos que ambas instituciones asumen con el fin de transformar el edificio de la antigua panificadora Lekuona, ubicada en Errenteria, en Dantzagune, centro dedicado a la experimentación y creación contemporánea en artes escénicas de Gipuzkoa. Cabe recordar que tras el desmantelamiento de Arteleku de Txomin-Enea, Dantzagune pasó a ubicarse en los locales de Niessen, también en Errenteria y cerca del que será el enclave definitivo del proyecto.

Según el acuerdo, el presupuesto para la obra asciende a 6.462.306 euros de los que la Diputación se compromete a financiar el 60% y el 40% restante lo pondrá el Ayuntamiento de Errenteria. La diputada señaló que las obras arrancan «este mes de octubre y durarán tres años», para concluir en primavera de 2016 coincidiendo con la capitalidad cultural de Donostia. «Hoy hemos dado un gran paso para que Lekuona sea un centro de las artes escénicas, pero nuestro trabajo no termina aquí; ahora tenemos que acordar el modelo de gestión», incidió Badiola. A este respecto, Mendoza recalcó que en Errenteria ya se abrió un proceso participativo para definir el plan estratégico local para los próximos años, tras el cual se optó por apostar por la cultura y acoger Dantzagune en Lekuona, y señaló que para elaborar el proyecto definitivo han trabajado codo con codo con los profesionales de las artes escénicas. «Se han realizado muchos cambios sobre el proyecto inicial porque así lo ha requerido el sector. Creemos que cuando los proyectos se comparten de esta manera la viabilidad está asegurada».

Recalcó también los «beneficios» que traerá el proyecto a Errenteria en materia urbanística y de patrimonio, y afirmó que Lekuona se convertirá en «símbolo de la transición de Errenteria» de ciudad ligada a la industria a referente cultural de Gipuzkoa.

Moldeable a las necesidades

Fue el arquitecto encargado del proyecto, Jon Muniategiandikoetxea, del estudio Vaumm, el encargado de dar a conocer los detalles de la reconversión. Lekuona tendrá una superficie total de 4.400 metros, será un edificio compacto en forma de «L» -se le añadirán varias piezas a la edificación actual- y la fachada será de aluminio anonizado con micro aberturas. El arquitecto señaló que «se integrará perfectamente» en el entorno, sobre todo mediante el enlace con el parque Gernika y la parte vieja, y el acceso por la zona del río.

El edificio consta de un sótano que hará las veces de almacén, un bar y un espacio central moldeable según las necesidades: en principio estará dividido en dos salas «sin una función específica» mediante una pared móvil, que ofrecerá la oportunidad de unificar el espacio y crear una sala amplia que sirva tanto para la creación como para la exhibición. Además, las gradas o asientos para el público también serán moldeables, ofreciendo varias configuraciones que se adapten al tipo de espectáculo (concierto, teatro, proyección…). Esta sala polivalente podrá acoger entre 600 y 700 asistentes, según la configuración elegida.

La primera planta estará destinada a la creación y experimentación en materia de danza y constará con tres salas de ensayo, camerinos, vestuarios y las oficinas de las diferentes compañías y las dedicadas a la administración en general. El segundo nivel constará de cuatro salas y se centrará más en las artes escénicas en general. «Con todo, esperamos que Lekuona se convierta en un referente de las artes escénicas», concluyó Badiola.

 

ARCHIVO sobre la panificadora Lekuona:

2013/01/12 La antigua panificadora Lekuona de Errenteria será un centro dedicado a la danza en 2015.