A primeras horas de la mañana del lunes 23 comenzaron los trabajos de destrucción de los restos arqueológicos del cargadero.

A primeras horas de la mañana del lunes 23 comenzaron los trabajos de destrucción de los restos arqueológicos del cargadero.

 

Amo el Nervión. Recuerdo

en París, en Georgia, en Leningrado,

en Shanghái sus muelles

grávidos de mercancías y de barcos

Blas de Otero “Amo el Nervión

 

COMUNICADO ANTE LA DESTRUCCIÓN DE LOS RESTOS ARQUEOLÓGICOS DEL CARGADERO DE MINERAL DE OLABEAGA (BILBAO)

Bilbao, 24/05/2016

Ayer lunes, 23 de mayo, la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública – Industri Ondare eta Herri Laneko Euskal Elkartea (AVPIOP-IOHLEE) tuvo conocimiento de la destrucción de los valiosos restos patrimoniales del histórico cargadero de Olaveaga para construir, sobre ellos, precisamente sobre ellos, una terraza de restaurante.

Desde la AVPIOP-IOHLEE consideramos que esta actuación es difícil de entender, pese a que la misma cuente con el visto bueno de Costas y, según se nos indica, informes favorables del Departamento de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Bilbao.

La actividad portuaria de Bilbao, desde sus comienzos en el siglo XIV, ha ido convirtiendo a la ría del Ibaizabal–Nervión en eje vertebrador de la Villa. Desde el desarrollo definitivo de la industrialización vizcaína, la ría se convirtió en un espacio de trabajo, de movimiento imparable en la estiba y desestiba de mercancías, el transporte de personas, barcos y gabarras que crearon un universo paisajístico de gran potencia visual, que ha ido perdiendo fuerza en los últimos años. La propia fisonomía de la ría, tal y como hoy la conocemos, es consecuencia directa del proceso de industrialización de la Villa y su entorno. Sus puentes, muelles, embarcaderos, cargaderos… responden a la idea comercial y de desarrollo económico que, desde mediados del siglo XIX, quisieron los y las bilbaínas para su Villa. Y es que la Ría es mucho más que un cauce de agua y, junto con los elementos que la jalonan, forma parte del devenir histórico e industrial de Bilbao.

Así, como norma general, los elementos portuarios e industriales que se distribuyen a lo largo de su cauce, incluyendo farolas, barandillas, argollas, escaleras y escalas, restos de cargaderos de mineral, señalizaciones pintadas, bolardos y norays, muelles, junto con los de mayor entidad, como balizas, embarcaderos y grúas, deben ser mantenidos para salvaguardar su valor de conjunto, más allá de la importancia que puedan tener como elementos aislados. Zorrotzaurre y Olabeaga-Zorrotza son lugares en los que Bilbao mantiene importantes referencias de su pasado portuario, tal como ha estudiado la AVPIOP-IOHLEE en diversos informes.

El cargadero de Olaveaga lo construyó en 1894 la Compañía del Ferrocarril de Bilbao a Portugalete para cargar mineral procedente de las minas Morro, Josefa, San Luis, Gustavo, María la Chica y Abandonada, todas ellas en el distrito de Bilbao. El primer cargadero fue construido en madera creosetada y consistía en una planchada orientada en perpendicular a la corriente; sobre la que iban unos raíles en pendiente por los que llegaban las vagonetas hasta el extremo volado de la estructura y volvían por una segunda vía, tras volcar manualmente la carga. El mineral caía por una tolva a una vertedera -sostenida por un castillete- por la que se deslizaba en la bodega del barco. En los años 20 del siglo pasado fue desmantelado completamente, construyéndose uno nuevo cargadero de hormigón armado. También en aquella época fueron sustituidas las vagonetas por cintas transportadoras, aumentando considerablemente la capacidad de carga. Tenía un dropp de 43 pies de altura y 13 pies de calado, con una capacidad de carga de 1.500 Tms diarias.

La preservación contextualizada de los restos arqueológicos del cargadero, junto con otros elementos de la Ría, nos ayuda a interpretar el pasado industrial de Bilbao, por lo que es fundamental su preservación, respetando su lugar y modo de inserción y relación con la Ría.

Puede obtenerse información complementaria en nuestra página de Facebook

Trabajos de demolición. A las 12:00 del mediodía

Trabajos de demolición. A las 12:00 del mediodía

 

Cuando es marea baja, a la altura de Olabeaga y La Ribera, aún asoman los restos de una ría que muchos llevamos en la base de nuestros recuerdos y que son parte fundamental de la identidad de Bilbao.

¿Serán solo las terrazas las que identifiquen el Bilbao del futuro?

 

Trabajos de demolición de los restos arqueológicos del cargadero. A las 12:00 del mediodía

Trabajos de demolición de los restos arqueológicos del cargadero. A las 12:00 del mediodía. Tronzando los arranques de las centenarias estructuras de madera.

 

“La primera vez que visito cada ciudad suelo hacer un ejercicio de imaginación: situarme en un punto cualquiera de su centro urbano y pensar si la reconocería de nuevo si alguien me trajera con los ojos cerrados. Lamentablemente, hay muchas ciudades que años después no podrían distinguirse.

Espero que, en un futuro, pueda seguir reconociendo Bilbao cuando, al volver, alguien me quite la venda de los ojos.”

 “Un Bilbao en DESAPARICIÓN” en Revista AD – Arhitectural Digest

 

Trabajos de demolición de los restos arqueológicos del cargadero. A las 12:00 del mediodía. Prácticamente finalizada la destrucción.

Trabajos de demolición de los restos arqueológicos del cargadero. A las 12:00 del mediodía. Prácticamente finalizada la destrucción.

 

“Olabeaga y Zorrozaurre, se encuentran frente a frente en el centro de gravedad de la metrópoli con un deslinde físico -geográfico- causado por el cauce fluvial intermedio que separa paralelamente ambas márgenes. Constituye, sin embargo, un espacio común que alberga gran parte de la memoria industrial, marítima y portuaria de Bilbao. memoria deshilachada quizás por la desmembración del tejido espacial y la estructura social que se va desdibujando a medida que decae la intensidad productiva y comercial.”

Isusko Vivas Ziarrusta “LA PENÍNSULA DE ZORROZAURRE Y EL BARRIO DE OLABEAGA. UN PROBLEMA URBANÍSTICO PARA BILBAO” en Kobie nº 12, 2006/07.

 

Trabajos de demolición de los restos arqueológicos del cargadero. A las 12:00 del mediodía. el patrimonio al vertedero. ¡Que no quede huella ninguna!

Trabajos de demolición de los restos arqueológicos del cargadero. A las 12:00 del mediodía. el patrimonio al vertedero. ¡Que no quede huella ninguna!

 

 Amo el Nervión. Recuerdo

en París, en Georgia, en Leningrado,

en Shanghái sus muelles

grávidos de mercancías y de barcos

Blas de Otero “Amo el Nervión

ARCHIVO:

2015/03/15 El cargadero de mineral de Olabeaga en Bilbao.