Eibar (Gipuzkoa) ha redactado su Plan Estratégico con el horizonte puesto en el año 2020. Probablemente este es el primer documento municipal en Euskadi que aborda el “problema” de los edificios industriales en desuso como una oportunidad para la ciudad, planteando su preservación y no su demolición indiscriminada. Por primera vez hemos dejado de leer en este tipo de documentos las lamentables alusiones, siempre con connotaciones negativas, a lo que muchos urbanistas anclados aún en el desarrollismo de los años 70-90 del siglo pasado designaban como “ruinas industriales”; es decir, al patrimonio industrial arquitectónico. Dejamos constancia aquí de la reseña de prensa aparecida con este motivo en El Diario Vasco. Las fotografías son de AVPIOP-IOHLEE.

 

El Diario Vasco, 9 diciembre 2016. Alberto Echaluce.

Propone actuaciones en Barrena-Urkizu, Arragueta y Txonta, y también en zonas como Matsaria, respetando el hecho cultural-histórico.

PRIORIDADES:

Proyectos. Regeneración urbana de barrios degradados, así como la rehabilitación del parque residencial.

Actuaciones urbanas. Recomienda la movilidad peatonal, mejoras en tráfico y en aparcamiento y acabar con la doble fila.

p1160178-red

El Plan Estratégico de Eibar, con un horizonte de actuación hasta el 2020, se plantea como objetivo específico orientar la política de rehabilitación y regeneración urbana hacia un enfoque integral en el que se establezcan prioridades de intervención. Para ello, se plantea como prioridad el primar la regeneración integrada de barrios, haciendo hincapié en la parte este de la ciudad: Barrena-Urkizu-Arragueta y Txonta, así como mejorar el conocimiento de la situación real del parque de vivienda.

Para ello, juzga el Plan que se debe «mejorar la información y asesoría a la población sobre las ayudas e instrumentos existentes, fomentando la formación y participación de todos los agentes involucrados en la nueva política de Rehabilitación y Regeneración Urbana». Todo ello sería posible si se logra coordinar y compatibilizar las líneas de ayudas y la gestión de las administraciones implicadas, con lo que se hace imprescindible conseguir la implicación del Gobierno y las diputaciones en materia de regeneración urbana.

En esta dirección, los resultados que esperan el Plan Estratégico si se avanza en esta dirección son los de lograr «una ordenación territorial inteligente que potencie la combinación de usos (trabajo, ocio, vivienda) y la optimización del consumo de suelo, primando la reutilización y regeneración del mismo». Con ello se lograría «un tejido urbano regenerado, que favorecería la necesaria transición hacia un modelo más sostenible de empresa, un parque edificado más eficiente y un espacio público de calidad como centro de relación ciudadana».

En 1905 Manuel Barrenechea, Bernardo Olañeta y Vicente Juaristi fundan en Eibar la empresa Barrenechea, Olañeta y Juaristi, que sería conocida por sus siglas, BOJ. En 1939 construyen el nuevo edificio en Matsaria con proyecto del arquitecto Raimundo Alberdi Abaunz.

En 1905 Manuel Barrenechea, Bernardo Olañeta y Vicente Juaristi fundan en Eibar la empresa Barrenechea, Olañeta y Juaristi, que sería conocida por sus siglas, BOJ. En 1939 construyen el nuevo edificio en Matsaria con proyecto del arquitecto Raimundo Alberdi Abaunz.

«Puesta en valor»

Como proyectos de acción, se centra especialmente en los que se tratarían de afrontar en Matsaria, un barrio degradado con un destacado pasado industrial, que «debe ser un ejemplo sobre el que aplicar los principios de una regeneración respetuosa con el entorno y con las personas», señala el Plan. Así, se plantearía la recuperación del río de forma parcial o total, el aprovechamiento y reutilización de los edificios industriales en buen estado o la mejora de los trazados a pie o en bicicleta, minimizando el trasiego de vehículos. Frente a la tendencia al derribo de los viejos talleres industriales, «la menor producción de residuos y la cuestión cultural y el mantenimiento de la memoria del lugar deben obligar a intervenir sobre los inmuebles industriales. La mejora de este ámbito debe respetar la consideración del hecho cultural e histórico que representa el propio conjunto que se encuentra sujeto a este proceso de rehabilitación», se expone en el Plan Estratégico.

En el caso de Matxaria, con muchos propietarios e intereses, se plantea la necesidad de trabajar «en la búsqueda de acuerdos con la propiedad de cara a mejorar el entorno de Asua Erreka y tratando de analizar sus posibilidades para albergar usos mixtos». Igualmente, se propone abordar de un modo planificado y de este modo consolidar la orientación del uso comercial que está adoptando este vial de acceso al municipio, «sin que ello suponga, en ningún caso, un perjuicio a las actividades preexistentes ni la limitación a posibles actividades económicas a potenciar».

La puesta en valor de edificios públicos en desuso «podría impulsar los procesos de reconversión, por lo que se deben estudiar las posibilidades existentes». En esta dirección, se trata de acordar con las instituciones correspondientes convenios de cesión y utilización de edificios públicos en desuso, caso de los antiguos Juzgados. Igualmente, estos proyectos se podrían materializar con un acuerdo marco de financiación de un programa integral de renovación urbana del parque residencial, apoyados en una perspectiva de Eibar “ciudad inteligente”.

Parque residencial

Otros elementos en los que trata de incidir el Plan Estratégico son los relacionados con la política de regeneración y rehabilitación del parque residencial, que tiene todavía escaso atractivo para los promotores privados «por su escasa rentabilidad, para un volumen de necesidades importantes y costosas».

No se puede olvidar que las restricciones al crédito necesario para rehabilitaciones importantes de la vivienda o del edificio, o las dificultades de llegar a acuerdos en las comunidades de vecinos, la dispersión de las ayudas de rehabilitación y las administraciones u organismos que las gestionan constituyen unas dificultades añadidas para animar e incentivar la rehabilitación por parte de ciudadanos y comunidades de propietarios. «El reconocimiento de la regeneración y rehabilitación urbana como una política de estructuración de país, de su importancia social y económica, y de su contribución a la mejora de la calidad de vida y la contribución a la sostenibilidad del medio urbano, habrá de traer consigo una creciente dotación de recursos,económicos y de gestión, para desarrollar una actuación eficaz y eficiente en esta materia, y obtener en el tiempo resultados significativos», reza el Plan Estratégico. También se cita al Plan Director de Vivienda del Gobierno Vasco, que apuesta por el alquiler y la rehabilitación urbana, «un aspecto que se propone para Eibar con el objetivo de potenciar dicha oferta, continuando con otros proyectos similares a Egazelai o incentivando la salida al mercado de la vivienda vacía». En este sentido, el Plan Director de Vivienda del Gobierno Vasco apuesta por el alquiler y la rehabilitación urbana, «siendo necesarios de potenciarlos en Eibar continuando con otros proyectos similares a Egazelai o incentivando la salida al mercado de la vivienda vacía».

dscn2288_fhdr-red