El pasado día 10 de enero el diario El Correo publicaba una noticia firmada por Josu García en la que se refería al inicio de los trámites para permitir la construcción de viviendas en un edificio de propiedad foral anexo al protegido Garaje Indautxu, sito en la calle Alameda de Urkijo n.º 75 de Bilbao (Bizkaia) declarado Bien Cultural, con la categoría de Monumento, e inscrito en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco en febrero de 2011.

Al parecer el Ayuntamiento de Bilbao desea rebajar la protección del edificio de la Diputación, algo realmente extraño, aunque se escapa del ámbito de actuación de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública. Pero la Diputación vincula el cambio urbanístico y de protección a la intervención en el edificio del Garaje Indautxu, que cuenta con la máxima protección legal al tener la declaración de Bien Cultural. El sistema competencial en materia de patrimonio cultural deja en manos de las Diputaciones Forales el velar por el buen cumplimiento de la legislación en lo que respecta a los bienes protegidos por el Gobierno Vasco. Y este es el caso del Garaje. Se da así la circunstancia de que la misma administración que propone la recalificación del inmueble de su propiedad, que será además rebajado en cuanto a la protección patrimonial, es la que debe emitir juicio sobre la protección del Garaje anexo, lo cual hace surgir dudas razonables sobre las decisiones que puedan adoptarse al respecto, sobre todo en el caso de que la propiedad del Garaje pretenda modificar sustancialmente elementos del bien cultural, más allá de lo razonable desde el punto de vista de la intervención arquitectónica estrictamente necesaria para la habilitación de las viviendas previstas.

Por su interés para nuestros lectores reproducimos el artículo citado:

La Diputación podrá construir vivienda en un edificio foral sin uso de Indautxu

El Consistorio de Bilbao inicia los trámites para permitir que el antiguo inmueble que ocupaban las federaciones deportivas en la calle Escuza albergue pisos

Inmueble de las federaciones (en primer término, en la fachada de la derecha y junto a él asoman las terrazas del Garaje Indautxu) Foto Luis Ángel Gómez)

BILBAO. Lleva casi un lustro desocupado. El antiguo edificio de las federaciones de Bizkaia permanece sin uso alguno en el número 16 de la calle José María Escuza de Bilbao desde que las entidades dedicadas al deporte se marcharon a Miribilla en 2011. La propiedad consta de planta baja y seis alturas y se encuentra ubicada frente a los cines Multis, en la confluencia con Alameda de Urquijo, una zona donde el suelo para urbanizar es prácticamente inexistente. El inmueble pertenece a la Diputación y en un plazo breve de tiempo se podrán habilitar pisos en su interior, en los más de 2.000 metros cuadrados de superficie disponibles, si los trámites iniciados por el Ayuntamiento de Bilbao llegan a buen puerto.

El Consistorio ha dado el primer paso para recalificar el bloque, que actualmente es una reserva de suelo para equipamiento público o servicios. La idea es modificar puntualmente el Plan de General de Ordenación Urbana (PGOU) en este lugar para permitir su utilización como edificio residencial colectivo. Eso es lo que ha informado la Administración local al Consejo Asesor de Planeamiento. El órgano consultivo de participación ciudadana no ha puesto reparos a esta operación, según ha podido saber EL CORREO. Ahora, el asunto irá en breve al pleno municipal para su aprobación inicial. Posteriormente tendrá que volver a someterse al dictamen de los corporativos para que el cambio reciba el espaldarazo definitivo.

Aunque la Diputación afirma no tener aún un destino concreto para el edificio de José María Escuza, la recalificación le permitirá contar con un nuevo activo económico en su patrimonio. Algún día podría optar por enajenar la parcela, cuyo valor se multiplicará de forma importante gracias a la modificación del PGOU en la que se trabaja.

Zona apetecible

Es un inmueble más bien pequeño –presenta únicamente cuatro ventanas por piso, en su fachada–, pero, si todo sale según la hoja de ruta prevista, la entidad presidida por Unai Rementeria tendría a su disposición un total de 2.300 metros cuadrados para vender como viviendas (1.800 corresponden a las seis alturas y 500, a la planta baja), en una zona muy apetecible de Indautxu , cerca de la parada de metro de San Mamés.

La operación de modificación del uso del edificio de las federaciones no se entiende sin prestar atención a lo que va a suceder en el inmueble anexo. El bloque que ocupa los números 12 y 14 de esta misma vía y que da forma al conocido como garaje Ellacuria también será recalificado, en una operación que permitiría cerrar el actual aparcamiento privado para habilitar 62 nuevas viviendas . Este proyecto ha sido impulsado por un promotor privado, pero el Ayuntamiento de Bilbao está dispuesto a tramitarlo de manera conjunta con el bloque propiedad de la Diputación . No tendría sentido hacerlo por separado, argumentan, ya que lo que se cambia es el uso de buena parte de la manzana.

En ambos casos se hace necesario modificar, además de la tipología, la protección de la que gozan las construcciones. El edificio federaciones está protegido, aunque «no cuenta con ningún elemento digno de ser preservado», explican fuentes municipales. La modificación del PGOU propone pasar de un blindaje de la categoría C a uno más liviano, del tipo D. «No hay ningún elemento interior ni exterior que justifique su grado de protección actual», insisten las fuentes consultadas. «De hecho, en el Consejo Asesor de Planeamiento no se presentó ninguna objeción ni hubo voces contrarias a dicho cambio», añadieron.

Respecto a la justificación dada por el Ayuntamiento para avalar la reforma del PGOU, los responsables municipales ven con claridad que la Diputación ha cumplido sobradamente con el planeamiento vigente y el espíritu de la norma, en el sentido de que el edificio federaciones era un equipamiento público y que la construcción del frontón de Miribilla y el inmueble que alberga allí actualmente a las entidades deportivas sobrepasa con creces los metros cuadrados que había en la calle José María Escuza: «Con la construcción del nuevo edificio (Miribilla) y el traslado de las sociedades, la ciudad ha mantenido el nivel de dotaciones públicas».

Otro de los cambios que se impondrá será el deber de retranquear las dos últimas plantas, cuyos perfiles están ligeramente escalonadas.

 

“No hemos pensado en ningún uso”, dice la Administración

El cambio urbanísico que el Ayuntamiento de Bilbao está tramitando en el antiguo edificio de las federaciones de José María Escuza supondrá un claro beneficio para la Diputación. La institución foral pasará a contar con un inmueble que podría albergar un uso residencial colectivo, en lugar del actual destino de equipamiento público. Llegado el caso, el organismo presidido  por Unai Rementería podría hacer caja y liquidar este activo inmobiliario. “Por ahora no hay nada en mente”, aseguró la semana pasada un portavoz de la institución foral. “Es algo que está dando sus primeros pasos y que se hace porque habrá cambios en la propiedad de al lado. No hay ningún proyecto en este momento”.

 

ARCHIVO:

15/05/2011 El Garaje Indautxu de Bilbao declarado Bien Cultural con la categoría de Monumento.

28/05/2010 Bilbao. El garaje Indautxu será declarado monumento.

 

35 años de Patrimonio Industrial. 1882-2017