La Sexta Noticias. Reportaje sobre el cargadero en "cantiléver" de Dícido en Castro Urdiales (Cantabria) en riesgo. Emitido el 2 de febrero de 2017.

La Sexta Noticias. Reportaje sobre el cargadero en “cantiléver” de Dícido en Castro Urdiales (Cantabria) en riesgo. Emitido el 2 de febrero de 2017.

Un reportaje del periodista Miguel Ángel Ambrosio emitido hoy por La Sexta Noticias titulado El último cargadero del siglo XIX , de la serie Tesoros maltratados, informa del problema de la situación de riesgo en que se encuentra el cargadero de mineral en cantilever de Dícido en la pedanía de Mioño del municipio de Castro Urdiales en Cantabria. El cargadero, construido en 1938 en sustitución del anterior de 1896, que fue dinamitado por el ejército de la República en retirada la madrugada del 13 de agosto de 1937 (en 2017 se cumplirán 80 años) fue declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Cantabria (BOC 16/04/1996). Al perder su funcionalidad en los años setenta del pasado siglo, fue adquirido por el Ayuntamiento de Castro Urdiales en 1986 y hubo un proyecto firmado por un ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, que contó con un presupuesto superior al millón de euros financiado por Costas del Ministerio de Medio Ambiente, con arreglo al cual se adjudicaron las obras para su rehabilitación a la empresa TRAGSA en 2009, dentro del Plan E. Sin embargo, y de forma inexplicable, las obras finalizaron en 2010 sin intervenir en el cargadero, único elemento protegido culturalmente como BIC y en riesgo, certificando 750.000 euros y dejando sin ejecutar 300.000 euros. En el reportaje sobre este importante patrimonio industrial vasco-cántabro interviene, además del alcalde de Castro Urdiales y el experto Juantxu Bazán, el vocal de la Junta de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, Joaquín Cárcamo, quien publicó en la revista Hispania Nostra en 2012, el artículo “El Último Cantiléver. El cargadero en voladizo de Dícido en Castro Urdiales (Cantabria)“.

1938 DICIDO revista DYNA foto 1

La reconstrucción del cargadero en 1938 corrió a cargo de Altos Hornos de Vizcaya, que había adquirido las minas de Dícido. El proyecto fue realizado por dos ingenieros industriales vizcaínos de AHV, F. Barbadillo y E. Bustillo, quienes publicaron un interesante artículo sobre la obra en la Revista DYNA, órgano de los Colegios de Ingenieros Industriales, editada en Bilbao. (F. Barbadillo y E. Bustillo: El nuevo cargadero de mineral de Dícido. Revista DYNA. Vol. 13, marzo de 1938, pp.: 97-102). En la introducción, los autores decían:

“A 5 kms. al este de Castro-Urdiales (Santander) se encuentra el importante yacimiento de mineral de hierro de Dícído, cuya instalación de carga fué volada por la horda roja en la madrugada del 13 de Agosto de 1937. Este cargadero era el único medio de que disponía la Compañía explotadora para dar salida al mineral. Tan pronto fué posible llegar al lugar del emplazamiento y previa comprobación de la imposibilidad de aprovechar la instalación destruida, (véase figuras 1 y 2) fué acordada la construcción de un nuevo cargadero, encargándose a la Oficina Técnica de la Sociedad Altos Hornos de Vizcaya, de la cual es filial la Compañía Explotadora, el proyecto correspondiente. Su descripción es el objeto de este artículo, pero juzgamos in teresante hacer previamente un breve resumen histórico de los medios de carga utilizados en el yacimiento hasta la actualidad.”

1938 DICIDO revista DYNA foto 2

y más adelante añadían algunos datos sobre las características de la nueva estructura de acero:

“La estructura de soporte del transportador es del tipo cantilever y está constituida por dos grandes vigas apoyadas en la pila de mampostería y ancladas en el acantilado, enlazadas convenientemente. Las dimensiones principales son las siguientes:

Distancia entre apoyos, 43,670 mts.

Longitud del tramo volado, 46,915 mts.

Distancia entre ejes de vigas, 5 mts.

Altura en la pila de mampostería, 10 mts.

La forma de las vigas, así como la disposición de la celosía difieren notablemente de las del anterior cargadero. habiéndose tratado de conseguir una silueta más estética y una celosía mucho más abierta, consideración ésta muy interesante ya que por el emplazamiento de la estructura ha de estar sometido a furiosos vendavales.

El cálculo confirmó más tarde toda la importancia que desde el primer momento se concedió a este extremo, pues los esfuerzos debidos al empuje del viento son de tanta importancia como los producidos por el peso propio y ambos muy superiores a los correspondientes a las otras cargas.”

1938 DICIDO revista DYNA foto 3

 

Finalizaban el artículo describiendo las dificultades salvadas durante la ejecución del montaje debido a la exposición en mar abierto y en una orografía complicada:

“El montaje de la estructura metálica presentaba grandes dificultades debido a lo abrupto del terreno, donde va emplazado; el acceso al estribo, único camino por donde podrían llevarse los materiales, debía hacerse por la vía de transporte de mineral, a través de varios túneles de sección muy pequeña.

Para el transporte de materiales desde el estribo a la pila o uno de los puntos intermedios, se montó previamente un sencillo transportador de cable.

El montaje se empezó por el tramo comprendido entre el estribo y la pila, a partir de aquel, armando primero los cordones inferiores y el piso y sosteniéndolos por cables anclados en el monte, según puede apreciarse en la fig. n.° 7. Las figs. 8 y 9 permiten ver otros dos momentos del montaje.

La estructura metálica del nuevo cargadero pesa 180 toneladas.”

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública conmemora durante el año 2017 el 35 aniversario de la  primera reunión de expertos en Patrimonio Industrial celebrada en 1982 en Bilbao y Barakaldo.

35 años de Patrimonio Industrial. 1882-2017

35 años de Patrimonio Industrial. 1882-2017