Dedicamos esta entrada a la inauguración oficial de los Diques Secos el 20 de junio de 1868 en lo que entonces aún era territorio de la Anteiglesia de Abando (anexionado a Bilbao en 1870). Reproducimos en primer lugar una de las fotografías del acto tomadas por Eduardo López de Ceballos, conocido como Pica-Groom, la publicada por Guiard en La industria naval vizcaína, así como un breve texto sobre la Empresa Diques Secos tomado de la misma publicación. A continuación reproducimos el artículo dedicado a la inauguración por el periódico La Marina Española, que recogía a su vez las reseñas de otras dos publicaciones,  el Diario de Comercio de Santander y El Irurac-bat de Bilbao.

Inauguración del Dique el 20 de junio de 1868. (Fotografía de Eduardo López de Ceballos, conocido como Pica-Groom, publicada en La industria naval vizcaína. Teófilo Guiard y Larrauri. Bilbao 1917)

 

“En 1868 se constituyó la sociedad «Empresa Diques Secos»: formáronla don Juan Abaitua, don Santiago Arana, don Gregorio Pradera, don Eduardo Coste y Vildosola y don José Antonio Urigüen.

Al tiempo de inauguración (20 de Junio de 1868) contaba su dársena doscientos treinta piés de largo y cien de ancho, y el dique doscientos ochenta y cinco piés y sesenta respectivamente.

En el fotograbado que se acompaña (la fecha del original utilizado 20 de Junio de 1868) muéstranse estantes en la dársena, por su orden, los vapores Bayo (178 piés de quilla, 29 1/4 de manga y 16 1/4 de puntal) y Luchana (180 piés de quilla, 26 1/4 de manga y 15 1/4 de puntal) y el bergantín goleta Paquete de la Guaira (86 piés de quilla, 21 3/4 de manga y 11 1/4 de puntál): y en el dique el bergantín Paquete de la Habana (105 piés de quilla, 27 de manga y 15 de puntal) y la barca L. y U. (120 piés de quilla, 27 de manga y 15 de puntal).”

 

Periódico La Marina Española. 12 de junio de 1868 (BNE).

 

“INAUGURACION DE LOS DIQUES DE BILBAO.

Hemos recibido una magnifica fotografía que representa el acto de la inauguración de los diques que, gracias á los esfuerzos de los Sres. Pradera y compañía, han sido construidos en Bilbao para atender á las necesidades cada vez mayores de la Marina comercial.

La importancia de este acontecimiento es, á nuestro juicio, extraordinaria, y España toda debe felicitarse de que se haya realizado tan fausto suceso, pues no es muy común entre nosotros llevar á cabo obras de tanto costo y de tan alta utilidad sin subvenciones de ninguna clase, y sin protección ninguna del Gobierno.

Nosotros felicitamos á la Sociedad constructora, y le enviamos gozosos nuestro sincero parabién; y lo único que deseamos es que los mejores resultados coronen sus esfuerzos, y no vean nunca desvanecidas sus justas esperanzas.

Véase ahora lo que dicen respecto á ese acontecimiento el Diario de Comercio de Santander y El Irurac-bat de Bilbao:

«Una de las necesidades más imperiosas que dejan sentirse en el comercio marítimo, es la construcción de diques que permitan á los buques cómoda y fácilmente, á la par que con la economía posible, hacer las reparaciones y recorridas que con frecuencia necesitan. Entre nosotros, por desgracia, se carece de casi todo lo necesario, así de dársenas, donde puedan las embarcaciones pequeñas ponerse al abrigo del rigor de los tiempos, como de diques donde so hagan cuando es necesario las recorridas de todas las naves. Esto hace que paguemos al extranjero mucho más de lo que debíamos pagar, con perjuicio notorio de la Marina, del comercio y del país.

Asi lo ha comprendido Bilbao, que, dando al asunto toda la importancia que tiene para un puerto de regular significación y movimiento, ha llevado á cabo la obra de una dársena y dique en San Mames, cuya realización es la que nos ha sugerido las ligeras consideraciones que dejamos apuntadas.

Los Diques Secos de Bilbao en el plano del Proyecto de Ensanche de Alzola, Achúcarro y Hoffmeyer, de 1876.

 

Hé aquí cómo describe El Irurac-bat la inauguración verificada el día 20 del corriente mes:»

«Señalada la hora de las dos de la tarde para dar principio al acto, desde por la mañana se colocaron frente al dique los cinco buques que habían de entrar en él: tanto estos como aquel estaban vistosamente empavesados y engalanados con banderas de todos colores.

A la una y medía se embarcaron en una de las lanchas salva-vidas del vapor Bayo el señor secretario del gobierno civil, en representación del señor gobernador—quien no pudo asistir por impedírselo urgentes asuntos del servicio público—el señor Comandante de Marina de la provincia, el ingeniero Sr. Offmeyer (sic), en representación del señor ingeniero jefe, á quien retenían también asuntos del servicio, y dos de los propietarios de los diques, no habiendo podido asistir tampoco los señores diputados generales del Señorío por hallarse precisamente ocupados en aquellos momentos, y juntamente con el señor corregidor, en asuntos de interés para el país, relacionados con la próxima reunión de juntas generales y visita de SS. MM.

En una lancha del vapor Luchana se embarcaron su armador, que es uno de los co-partícipes en la empresa y varias personas más. A las dos en punto atracaron las lanchas al costado de los buques que estaban preparados para entrar en el dique, y subiendo inmediatamente las autoridades invitadas al vapor Bayo, este hermoso buque rompió majestuosamente la marcha, al compás do los acordes de la banda de música de Abando, que previamente se habia situado en el buque-puerta que cierra la entrada del dique. Sin el menor tropiezo el vapor penetró gallardamente, colocándose en el puesto que se le habia preparado en el costado derecho de la dársena; le siguió acto continuo el bergantín Paquete de la Habana, que, siendo el buque que más reparación necesita, fué á colocarse en el extremo ó cabeza del dique; por fin, tras él entró y se colocó la barca L. y U.

Cerrada la puerta que separa al dique de la dársena, quedaron en el primero los dos buques citados, y siguieron entrando en la dársena el vapor Luchana, que se colocó al costado izquierdo, y el bergantin-goleta Paquele de la Guayra, que se situó entre este último vapor y el Bayo, de que hemos hablado antes. Esta operación se ejecutó con toda precisión y acierto, sin ruido, sin desorden, sin entorpecimientos, sin la menor molestia personal, á pesar del inmenso gentío que acudió á contemplar tan interesante cuadro.

A las tres de la tarde ocupaban ya todos los buques los puestos para ellos señalados, y colocado en el suyo el buque-puerta, se abrieron sus grifos de modo que, penetrando el agua, se fué á pique y quedó cerrada enteramente la entrada.

El señor cura párroco de Abando bendijo en seguida los diques, y el fotógrafo Sr. Pica-Groom, por encargo dé los propietarios, sacó la vista de aquel pintoresco y animado cuadro.

Diques Secos de Bilbao. Anuncio publicado en el Boletín de Comercio del 11 de agosto de 1868.

 

Magnífico era el aspecto que los diques ofrecían en el momento de su inauguración, y los que han visitado Inglaterra creían hallarse en uno de aquellos espaciosos y sólidos docks. En los buques se veía á las familias y amigos de los interesados, y en tierra un gentío alborozado, en cuyos semblantes se retrataba la satisfacción que les causaba ver concluida una obra que les dará trabajo. Este acontecimiento ha sido saludado con particular alegría por la clase jornalera, á la que pertenecían en su mayor parte los espectadores de la fiesta. La tarde del 20 nuestros menestrales la convirtieron en día de fiesta, y juntamente con los aldeanos de las inmediaciones del dique, los obreros de la ribera de Olaveaga contribuyeron con su buen humor á solemnizar una obra de mucho porvenir para ellos, y gustosos perdían medio día de jornal, con la muy fundada esperanza de indemnizarse en lo futuro con usura con el aumento y la continuación del trabajo.

La cima de la verde y pendiente colina, á cuyo pié están construidas las obras, coronada de una hilera de personas que presenciaban el acto desde punto tan cómodo, presentaba un bello golpe de vista.

El estampido de los morteros de los buques que disparaban á intervalos salvas de alegría y los ecos melodiosos de la música imprimían nueva animación y ardor á esta fiesta, que fué una verdadera demostración del pueblo obrero, que se asociaba con entusiasmo y con fraternales sentimientos á los esfuerzos que el capital hace en favor del trabajo. Lo que hay de más notable en esta obra, considerada la importancia de la empresa y las contingencias que puede ofrecer el negocio, que solo cinco personas con sus propios recursos la han llevado á cabo, sin pedir subvenciones, ni apoyos, ni privilegios de ninguna clase. Un constructor de buques, un industrial y tres navieros han dotado á la villa de Bilbao de esa importante mejora que constituye un nuevo elemento de prosperidad y de progreso, cuya utilidad todo el mundo aprecia.

Esperamos y creemos que tan grandes esfuerzos y considerables sacrificios no serán estériles, y que lejos de eso, el comercio, apreciando en cuanto valen las ventajas que so le ofrecen, premiará con su decidida protección los afanes y los trabajos de los empresarios, dignos de alabanza y de recompensa.»

Además de los datos que nos suministra el periódico de Bilbao, tenemos otros de no ménos interés, y son los siguientes:

«La dársena mide 230 pies de largo, y 100 de ancho, y los buques que en ella entraron tienen las dimensiones siguientes:

El vapor Bayo, 178 píes de quilla, 29 1/4 de manga y 16 1/4 de puntal.

El Luchana, 180 de quilla, 26 1/2 de manga y 15 1/4 de puntal.

Y el bergantín-goleta Paquete de la Guayra, 86 de quilla, 21 3/4 de manga, y 11 ¼ de puntal.

El dique es de 283 pies de largo y 60 de ancho, y los buques que en él entraron median: El bergantin Paquete de la Habana, 105 pies de quilla, 27 de manga y 15 de puntal.

Y la barca L. y U., 120 de quilla, 27 de manga y 15 de puntal.

Una magnifica puerta de madera divide el dique de la dársena, y un buque-puerta, también de madera, cierra la entrada principal.»”

 

ARCHIVO.:

2018/01/16 AVPIOP pide declarar Bien Cultural los diques de la Euskalduna para preservar el patrimonio.

2017/12/23 IOHLEE: Eguberri On eta 2018 zoriontsua! / AVPIOP: Felíz Navidad y próspero 2018.

2017/12/15 Bilbao. “Dragando” el patrimonio histórico industrial y portuario de la Euskalduna.

2017/10/12 Bilbao pretende construir en el paisaje urbano de los diques monumentales de la Euskalduna.

2017/05/11 Bilbao. ¿Construir un parque temático en el dique seco de la Euskalduna? 

 

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública conmemora durante el año 2017 el 35 aniversario de la  primera reunión de expertos en Patrimonio Industrial celebrada en 1982 en Bilbao y Barakaldo.

35 años de Patrimonio Industrial. 1982-2017