Las demoliciones generalizadas de las instalaciones del astillero Euskalduna se realizaron durante el año 1992 y se acometieron en una superficie de 8,40 hectáreas. Contaron con una subvención del Programa de Demolición de Ruinas Industriales del Gobierno Vasco de 83.403.157 pesetas. El uso previsto para los terrenos “liberados” era el de “Sistema general de equipamientos”.

Aunque las actuaciones sistemáticas del Programa no comenzaron hasta 1993, en este caso se consideró lo “apremiante de la situación” y el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente firmó un convenio de cooperación para el derribo de las instalaciones de los Astilleros Euskalduna. Junto con un convenio similar firmado para la demolición del antiguo matadero de Zorrotza, fueron las dos primeras iniciativas de demolición masiva subvencionadas en el País Vasco.

De como se recibía en la prensa este tipo de noticias en aquellos momentos y, por tanto, de cuales eran las dificultades de todo tipo a las que nos enfrentábamos quienes tratábamos de argumentar la necesidad de analizar caso por caso los elementos a demoler y actuar en consecuencia con los elementos patrimonialmente relevantes, pueden dar idea estos párrafos del diario El Correo del lunes 24 de mayo de 1993:

El programa de demoliciones comenzó con unos pabellones que sirven de ejemplo para el auge y declive de Vizcaya. Los astilleros de Euskalduna fueron derribados con el protocolo propio de un gran acto y hubo cámaras de televisión, mucho público y el propio consejero apretó el botón que hizo estallar al dinamita.

Aquél primer capítulo del serial de derribos fue la señal y José Antonio Maturana anuncia ahora una “actuación masiva, tras el éxito del proyecto de Euskalduna

El Astillero Euskalduna antes de la demolición. Fotografía de 20/06/1975.

 

De la publicación Actuaciones del Programa de Demolición de Ruinas Industriales en la Comunidad Autónoma de Euskadi editada por el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente del Gobierno Vasco en el año 2000, tomamos el siguiente texto y las fotografías en color que acompañan esta entrada:

El 27 de marzo de 1900 se funda la Compañía Euskalduna de Construcción y Reparación de Buques mediante la compra de las instalaciones ya existentes de la compañía Diques Secos, una empresa creada en 1868. Se renovaron las instalaciones y se crearon nuevos talleres. En 1902 se ensancharon los dos diques y se construyó un tercero. El ingeniero Recaredo de Uhagón proyectó y dirigió ambas obras. Se siguieron nuevas ampliaciones, compra de terrenos y de patentes de construcción durante los siguientes años. En 1969 se fusionó con la Española de Construcción Naval, S. A., constituida en 1909 y con los Astilleros de Cádiz, constituyendo así la sociedad Astilleros Españoles, S. A.

La Compañía Euskalduna realizaba cualquier obra de reparación, construcción o carena de buques, tanto en dique como a flote.

La ubicación de la empresa era perfecta para el fin que tenía, la construcción y reparación de navíos, pero en lo referido a la trama urbana, estaba ocupando unos terrenos que no permitían al parque de Doña Casilda ni al final del Ensanche de Bilbao respirar hacia la Ría.

Se han conservado algunos elementos que el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco consideró de interés. Se trata de los diques, que se encuentran sin tapar, la casa de bombas, y la grúa Carola, una de las más bellas que formaban parte del antiguo conjunto industrial naval.

El Astillero Euskalduna después de la demolición. Fotografía de 7/03/1995)

 

El Programa de Demolición de Ruinas Industriales ha sido una de las actuaciones que mayor daño ha generado para el rico patrimonio industrial de Euskadi, especialmente en el Bilbao Metropolitano y en la bahía de Pasaia. La subvención desde la propia Administración de las actuaciones de demolición masiva y generalizada, que tenían como finalidad última la “limpieza” del territorio, si bien pudieron tener en su origen el objetivo razonable de promover la regeneración y ofrecer una imágen menos deteriorada del territorio abandonado por las industrias en crisis, finalmente, al obviar la dimensión patrimonial, tuvieron unas consecuencias culturales negativas que han sido permanentemente denunciadas por la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública, AVPIOP-IOHLEE.

En la propia presentación de la publicación anteriormente citada, se podía leer:

La aparición del fenómeno de las ruinas industriales, consecuencia de la transformación económica y social de nuestro país, ha supuesto la generación de numerosos problemas ambientales, urbanísticos e incluso estéticos, por la imagen de degradación que transmiten.

Pero la regeneración de estas amplias superficies ocupadas por instalaciones industriales obsoletas o yacimientos mineros agotados supone una gran oportunidad desde el punto de vista de la ordenación del territorio. Nuestras ciudades están encontrando nuevos ámbitos de crecimiento en lugares que, hasta hace poco, no eran sino la imagen de un periodo de nuestra historia industrial ya agotado.

Sin embargo, en el caso del astillero Euskalduna, el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente del Gobierno Vasco consultó con el Departamento de Cultura que, como hemos visto, estimó necesario preservar al menos los diques secos, la casa de bombas y la grúa Carola, una mínima parte de la superficie intervenida. Esta es una de las razones por la que se hace aún más incomprensible la postura actual del Ayuntamiento de Bilbao y la pretensión de iniciar ahora la construcción en el interior de los diques secos, ese pequeño pero inmensamente valioso paisaje que no hace tantos años se pactó preservar como legado y mínima muestra del pasado industrial y portuario de Bilbao. También la AVPIOP-IOHLEE solicitó por escrito al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco la protección de las instalaciones de la Euskalduna en 1994 y de nuevo en 2011 y 2018, así como verbalmente en otras ocasiones.

Imagen de prensa de los terrenos del astillero en mayo de 1993, una vez finalizadas las demoliciones. Puede verse la grúa Carola aún al pié de la grada (primera por la derecha). Archivo JCM/AVPIOP.

 

Como curiosidad, en las fotografías puede percibirse la situación original de la grúa Carola, al servicio de la grada. Es la que se encuentra más cercana a la esquina superior derecha de la fotografía. La grúa se trasladó a su actual emplazamiento, entre el dique seco nº 3 y la ría, antes de construirse el puente Euskalduna.

 

ARCHIVO:

2018/03/02 Bilbao. El derribo de las oficinas de la Cia. Euskalduna, obra del arquitecto Gregorio Ibarreche.

2018/02/19 El patrimonio de los diques secos de la Euskalduna en Bilbao. La casa de bombas (I).

2018/01/19 Euskalduna: comparecencia de la diputada de Euskera y Cultura de Bizkaia y ecos de la postura de AVPIOP.

2018/01/17 La fundación de los Diques Secos de Bilbao hace 150 años. Los orígenes de la Euskalduna (I).

2018/01/16 AVPIOP pide declarar Bien Cultural los diques de la Euskalduna para preservar el patrimonio.

2017/12/23 IOHLEE: Eguberri On eta 2018 zoriontsua! / AVPIOP: Felíz Navidad y próspero 2018.

2017/12/15 Bilbao. “Dragando” el patrimonio histórico industrial y portuario de la Euskalduna.

2017/10/12 Bilbao pretende construir en el paisaje urbano de los diques monumentales de la Euskalduna.

2017/05/11 Bilbao. ¿Construir un parque temático en el dique seco de la Euskalduna? 

 

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública conmemora durante el año 2017 el 35 aniversario de la  primera reunión de expertos en Patrimonio Industrial celebrada en 1982 en Bilbao y Barakaldo.

35 años de Patrimonio Industrial. 1982-2017