Aunque entre nosotros puede parecer algo descabellada la idea de reutilizar antiguas naves industriales para usos logísticos o equipamentales, no lo es en lo absoluto en el entorno cultural europeo. Los urbanistas han sido capaces de hacer compatibles, en los desarrollos de las antiguas zonas más o menos periféricas con implantaciones industriales obsoletas, las necesidades surgidas de los nuevos usos y costumbres comerciales con la preservación de algunos de los edificios históricos que fueron hasta tiempos recientes lugares de trabajo y producción. Tampoco es una idea que aquí no haya sido propuesta por AVPIOP con insistencia. Dado que siempre que hablamos de ello se nos dice que no es una propuesta atractiva para la iniciativa privada y que las grandes naves prototípicas de la industria vasca del metal, presentan grandes problemas a la hora de alojar nuevos usos, siempre respondemos con ejemplos de la Europa industrializada, como el que ofrecen las naves que albergan los aparcamientos de IKEA de Essen (Alemania).

Essen, área del Ruhr, Renania del Norte-Westfalia. Nave de prensas y forja de la Friedrich Alfred Krupp, reconvertida en estacionamiento de IKEA.

Essen, área del Ruhr, Renania del Norte-Westfalia. Nave de prensas y forja de la Friedrich Alfred Krupp, reconvertida en estacionamiento de IKEA.

Essen, área del Ruhr, Renania del Norte-Westfalia. Nave de prensas y forja de la Friedrich Alfred Krupp, reconvertida en estacionamiento de IKEA.

 

Pero vayamos al tema de nuestro titular: ¿Amazon en las naves de la Babcock? ¿no habían sido totalmente expoliadas recientemente? Pues sí y no. Han sido sometidas a un salvaje desmantelamiento durante meses, con la aquiescencia o pasividad de quienes debieran haberlo evitado, los administradores de la quiebra y las autoridades responsables, tanto las 10 naves fundacionales de los talleres generales como, con anterioridad, las de tubos. Pero la Babcock fue casi una ciudad, con una extensión comparable a la que la que ocupó el primer Ensanche de Bilbao, así que aún quedan muchas otras naves, de menor antigüedad, que han logrado mantenerse ocupadas y activas y que por tanto se han conservado en un buen estado, por lo que permitirían albergar en el futuro nuevos usos. Es el caso de las naves que, se anuncia, podría ocupar la multinacional estadounidense de la distribución y venta en línea.

Hagamos un poco de historia, para situar al lector:

Entre 1918 en que se pone la primera piedra y 2011 en que cesa de modo definitivo la actividad tras un periodo de decadencia y cambios societarios, la Babock desarrolla su implantación progresiva en la vega del Galindo.  Decíamos en una entrada anterior (17/11/2014), que: “Los actuales proyectos de regeneración de la extensa área en la que la empresa ha desarrollado su actividad (mayor que el Ensanche de Bilbao en Abando), avanzan con dificultad, y de un modo parcelado y fragmentado, por sectores, en general con acuerdo de los dos municipios afectados: Sestao y Trapagaran. El proyecto más adelantado es el que afecta a los terrenos de la antigua acería y laminación, denominado IBAR ZAHARRA, que cuenta con la participación de las administraciones del Estado, de la Comunidad Autónoma, foral y local. En estos momentos, en los que el futuro de las 10 naves de talleres fundacionales se ve amenazado por la actitud de la administración concursal de la sociedad en liquidación Babcock Power, se echa en falta una planificación global de las actuaciones y del futuro del patrimonio histórico edificado de la empresa que incluye, además de las edificaciones de la vega del Galindo, incluidas las de la colina de Elguero, las oficinas centrales de Bilbao y el conjunto de vivienda obrera de Portugalete (hoy declarado Bien Cultural).”

Naves fundacionales (talleres generales) de la Babcock & Wilcox en Galindo (Sestao y Trapagaran) en una recreación en 1923 del aspecto que tendrían tras su construcción completa realizada en la década de 1940 (Catálogo de 1924).

 

Hoy, abandonadas a su suerte las naves fundacionales de la empresa, tras un expolio masivo, continuado y permitido, seguimos reivindicando la reconstrucción de dichas naves, su reutilización y el mantenimiento de la memoria de una de las más importantes empresas industriales que ha tenido el País Vasco, en activo durante más de 90 años.

Pero, tras la construcción a partir de 1918 de las primeras naves (los talleres generales), que ocuparon una superficie edificada de 35.000 metros cuadrados, la consolidación de la empresa y las nuevas expectativas de producción fueron haciendo necesarias continuas ampliaciones que se edificaron sin problemas en la amplia superficie de más de 100 hectáreas propiedad de la Babcock & Wilcox. La primera gran ampliación se produjo a comienzos de la década de 1940 y consistió en la duplicación de la longitud de las 10 naves fundacionales hasta alcanzar los 22o metros. Poco después, en 1946 puso en funcionamiento su propia central térmica.

Plano realizado en 1982 en el que se reflejan las diferentes ampliaciones de la factoría de Galindo a lo largo del siglo XX (Abarrategui, J.: Babcock & Wilcox y el patrimonio industrial vasco, 2000)

 

Plano realizado en 1982 en el que se reflejan las diferentes ampliaciones de la factoría de Galindo a lo largo del siglo XX. Detalle ampliado de las naves de calderería y maquinaria pesada (Abarrategui, J.: Babcock & Wilcox y el patrimonio industrial vasco, 2000)

Sería durante los años 1956 y 1957, finalizando la etapa autárquica, cuando se rediseñaron los talleres generales y se dio comienzo a la construcción de un nuevo grupo de naves para albergar una nueva acería, de las nuevas naves de preparación de material para la fabricación de tubos (laminación) y se proyectaron las naves para la fabricación de tubos de acero estirado de gran diámetro hasta 15″ (línea 5ª), las naves para la fabricación de sistemas de tuberías curvadas (pipping), y de dos espectaculares naves de calderería y maquinaria pesada, incialmente concebidas para la fabricación de grandes motores, y posteriormente dedicadas a la fabricación de componentes nucleares y equipos pesados. Al mismo tiempo se realizaba la construcción de un edificio de oficinas de ocho plantas, en la Gran Vía de Bilbao, adquiriendo un nuevo edificio en el Paseo de la Castellana de Madrid para la instalación de sus oficinas comerciales.

Vista general de las instalaciones de Galindo en 1959 en las que se aprecian las nuevas construcciones. En la parte inferior derecha las naves de calderería y maquinaria pesada en construcción (Abarrategui, J.: Babcock & Wilcox y el patrimonio industrial vasco, 2000)

 

Aspecto de los edificios de línea 5ª, curvado, laminación y calderería y maquinaria pesada (a bajo a la derecha, aún en construcción) en 1959 (Abarrategui, J.: Babcock & Wilcox y el patrimonio industrial vasco, 2000)

 

La noticia surgió cuando hace unos días la prensa (Josu Garcia, en el diario El Correo, domingo, 1 abril 2018) publicó la intención de la multinacional de instalarse en estas naves de los primeros años sesenta, que están prontas a cumplir las seis décadas en activo. Al parecer, las intenciones iniciales son mantener algunas de las naves y demoler otras. En el artículo se menciona el interés de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP) en su conservación. No podemos emitir un juicio sobre la actuación hasta que esta no se concrete pero por lo enjundioso de la noticia para nuestros lectores, reproducimos los párrafos más significativos de la misma y facilitamos en enlace al artículo:

Trapagaran prepara el terreno para facilitar el desembarco de Amazon en la vieja Babcock

Una promotora privada inicia los trámites legales para recalificar el solar de la fábrica de calderería y cambiar su uso de industrial a almacén logístico

Una vista actual (Google Maps) de las instalaciones de la Babcock & Wilcox. En el recuadro azúl, las naves fundacionales de talleres generales y de tubos. En el recuadro rojo, las dos naves de calderería y maquinaria pesada de 1959 y la ampliación de los años 1970.

 

El alcalde de Trapagaran, Xabier Cuellar, asegura que el acuerdo aún no está cerrado. El administrador concursal de Babcok & Wilcox sostiene que el terreno todavía no se ha vendido. Y Amazon se niega a hablar de «rumores» o «especulaciones». Pero lo cierto es que el probable desembarco del gigante de las ventas electrónicas en la localidad minera está más cerca. Una promotora privada ya ha iniciado los trámites para recalificar el suelo donde el regidor afirmó hace dos meses que podría instalarse la multinacional estadounidense dirigida por Jeff Bezos.

La modificación urbanística que se ha comenzado a preparar prevé reclasificar la parcela de los antiguos talleres de paneles y de calderería pesada, ubicados en el polígono Ibarzaharra, junto a la carretera que une el municipio con Sestao y Barakaldo. Se pide que su uso pase de industria metalúrgica a almacén logístico. Este cambio concuerda y facilitaría la llegada de Amazon.

90.000 metros cuadrados
tiene la parcela que ocupaba antaño la sección de calderería pesada y paneles de Babcock & Wilcox. El suelo se ubica en la carretera que une Barakaldo y Trapagaran.
Red de 25 centros
El gigante de las ventas electrónicas quiere abrir 25 centros logísticos por toda España. Su mayor instalación está en la provincia de Toledo, donde ocupa 200.000 metros cuadrados. El resto de almacenes son más pequeños. En El Prat (Barcelona) acaba de inaugurar una nave de 63.000 metros cuadrados, mientras en Getafe tiene otra de 58.000. En Alcobendas hay un centro de 15.000. En el proyecto de Toledo, el más grande que la multinacional estadounidense tiene en la península, se han creado unos 900 puestos de trabajo.

Fachada principal de las Antiguas naves de calderería y maquinaria pesada (primeras por la derecha) y la ampliación de la década de 1970 vistas desde la BI-3746

 

La tramitación no es sencilla y llevará su tiempo. Necesita todavía de una fuerte labor de cocina. El primer paso ha sido la presentación de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) ante Medio Ambiente del Gobierno vasco y el Consistorio. La mercantil que ha puesto el reloj a correr se llama Durruti XXI. Se trata de una empresa domiciliada en Amorebieta, administrada por una pareja de hermanos que tienen o han tenido participación en otras 56 sociedades. Una de las más conocidas es la promotora Astarloa-Gardoki, que ha impulsado la construcción de pisos de lujo en la antigua sede de Iberdrola en Bilbao.

La documentación aportada revela que la parcela por la que se habría interesado Amazon tiene unos 90.000 metros cuadrados de superficie. El proyecto que ha presentado Durruti XXI plantea conservar las naves originales de Babcock Wilcox. Actualmente hay entre seis y ocho edificios. Algunos de ellos serían derribados, pero otros serían remodelados y preservados. Al parecer hay cierto interés de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP) en su conservación.

Antiguas naves de calderería y maquinaria pesada (en la parte superior) y la ampliación de la década de 1970 en una vista desde la BI-745 (carretera de San Vicente)

«Que se creen empleos»

El cambio urbanístico permitiría, además, ceder parte del suelo para recuperar la ribera del arroyo Granada. Otra de las condiciones propuestas es que la parcela no sea para un único inquilino, sino que se permita la implantación de más empresas. En la actualidad, el planeamiento vigente contempla el funcionamiento de una única industria. Este cambio no choca con una posible llegada de Amazon, ya que esta multinacional tiene centros logísticos de unos 60.000 metros cuadrados (como el de Barcelona-El Prat) y, a su alrededor, suelen instalarse otra serie de servicios (gasolineras, cafeterías…). El solar de Ibarzaharra es lo suficientemente grande como para albergar varias actividades.

El alcalde de Trapagaran se muestra cauto por ahora con la operación. «Lo que nosotros queremos es que se regenere la zona y que se creen puestos de trabajo», afirma. «Es cierto que Amazon se ha interesado, pero aún no está cerrado. Sea la firma estadounidense u otra, nuestro deseo es recuperar esta parte del municipio, que vuelva la actividad», añade. Los antiguos talleres de calderería y paneles están bien conservados y se han mantenido al margen del expolio sufrido por los terrenos de Babcock & Wilcox que se ubican a unos 300 metros, a caballo entre Sestao y Trapagaran.

Vista tomada en agosto de 1962 (volteada) de las instalaciones de la Babcock. En la parte superior derecha (fuera de los límites) estarían las naves de calderería y maquinaria pesada (Rodriguez Escalona, C. / Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya)

 

Los lectores que deseen completar la información pueden acceder con facilidad a las anteriores entradas sobre la Babcock en los enlaces que incluimos a continuación:

 

ARCHIVO. Entradas anteriores acerca de la Babcock & Wilcox de Sestao-Trapagaran y sobre su expolio y destrucción patrimonial:

08/04/2017. El patrimonio sentimental de la Babcock & Wilcox.

09/05/2016. El fuego contra la memoria. Arde el patrimonio histórico de la Babcock.

12/05/2016. El abandono de la Babcock & Wilcox en la televisión ETB2

10/05/2016. AVPIOP, la Babcock y el fuego: reseña de prensa.

10/12/2015. El patrimonio documental de la Babcock & Wilcox a debate en las Juntas de Bizkaia.

10/11/2015. El archivo histórico de la Babcock & Wilcox en Trapagaran saqueado.

15/12/2014. ARARTEKO. El desmantelamiento de las naves industriales de La Babcock.

29/11/2014. Industriari ugerra kentzen. Industria oparotasuna, hondkinetan galduta.

19/11/2014. BABCOCK & WILCOX. Para saber más / to know more.

17/11/2014. La implantación de la Babcock & Wilcox en la vega del Galindo.

12/11/2014. El alcalde de Trapagaran habla sobre la situación de Babcock & Wilcox

13/11/2014. BABCOCK & WILCOX. 3ª Nota de Prensa. 12 noviembre 2014.

06/11/2014. BABCOCK & WILCOX. 2ª Nota de Prensa. 6 noviembre 2014

05/11/2014. BABCOCK & WILCOX ESPAÑOLA de Galindo: Los fundadores. Bilbao y la gran empresa industrial multinacional

04/11/2014. AVPIOP denuncia el saqueo consentido del Patrimonio Industrial Vasco en Babcock.

27/10/2014. Continúa el expolio patrimonial en Babcock & Wilcox.

17/10/2014. ¿Por qué estamos indignados?: La BABCOCK & WILCOX de Sestao-Trapagaran, ayer y hoy (1).

12/10/2014. AVPIOP-IOHLEE, y el expolio del patrimonio industrial vasco, en la prensa. El Correo: “Caníbales del pasado industrial”

09/10/2014. BABCOCK & WILCOX. Nota de prensa sobre el expolio.

16/10/2011. La AVPIOP contra el derribo de la Babcock en Sestao.

 

La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública conmemora durante el año 2017 el 35 aniversario de la  primera reunión de expertos en Patrimonio Industrial celebrada en 1982 en Bilbao y Barakaldo.

35 años de Patrimonio Industrial. 1982-2017